¡Un Halloween de miedo y con Arte!

Esta noche, es oficialmente la noche de Halloween, y queremos recordar nuestro taller de ayer en Belo Art en Madrid, porque: ¡Nos lo hemos pasado de miedo!

Todos los invitados, de entre 3 y 12 años, han llegado muy pronto y con muchísimas ganas, con disfraces de los más dispares: esqueletos, fantasmas, novias de muerte, está claro que a los niños y niñas les encanta disfrazarse.

Empezamos el taller hablando de familia, en concreto, conocimos una muy peculiar, la familia Addams. Comprobamos que cada familia es un mundo con historias de familias que no os podemos desvelar pero que nos hicieron reír mucho.

Cuando identificamos bien lo que era una bruja, nos pusimos manos a la obra para preparar todos nuestra receta repugnante, una pócima con ingredientes diversos, algunos muy asquerosos como mocos, cucarachas, gusanos… En esta actividad, los mayores ayudaron los más pequeños a leer cada ingrediente, y cada uno imaginaba su poción de una forma o otra, y lo mismo para los colores y la decoración del bote. Ha sido un gran trabajo de psicomotricidad fina y a la vez de lectura. ¡Quedaron muy chulas!

Este año, quisimos re-inventarnos historias nuevas de Halloween, una ocasión de poner a prueba nuestra imaginación y creatividad, para ello, contamos con unos dados ilustrados con diferentes imágenes (bruja, fantasma, lobo, gusano, veneno, huesos, etc.). Entre todos, según la imagen que saliese, teníamos que construir la historia.  ¿Os imagináis cómo el lobo gigante que hace “uuuuuuhhhh” se bebe el veneno mientras le mira un fantasma? Cada niño y niña se llevó sus dados a casa, así hoy, esperamos que algunos prosigan el juego en familia.

Y, siendo taller de arte creativo, cada asistente se puso a fabricar su cesta creativa, complemento indispensable para poder recaudar las chuches esta noche. En esta ocasión, la calavera, huesos y los murciélagos han sido los más solicitados, aunque algunos niños y niñas escogieron hacer casas embrujadas o calabazas rosas (qué alegría la nuestra salir del naranja ya muy visto!). Por supuesto, estas cestas se han llenado de fantasmitas, ojos sueltos, gatitos, y muchas más cosas. 

Una vez más, queremos agradecer a los papás y mamás por confiar en nosotros, y, a los niños y niñas porque sin ellos, no nos lo pasaríamos tan bien. 

A todo esto:  ¿Truco o Trato? 

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.