Taller padres-hijos sobre Haikús

El pasado sábado 21 de noviembre estrenamos taller padres-hijos en Belo Art, un taller sobre Literatura, Arte y Creatividad y con temática: los Haikús. En Pedalogía, nos hemos quedado asombrados por los resultados.

El Haikú es un tipo de poesía corta japonesa que describe momentos, sentimientos, emociones, sensaciones  y apela a los sentidos. Nuestros participantes conocieron a uno de los autores más famoso que es  Matsuo Bashō y que definió el haikú como:

“Es simplemente lo que está sucediendo,

En este lugar,

En este momento.”

En este taller padres-hijos (de 3 a 99 años), el objetivo era acercar a los niños y niñas al proceso creativo tanto literario como artístico por el medio del estilo poético y por otra parte hacer trabajar juntos los equipos padres-hijos dándoles pautas para fomentar la creatividad, la escucha y reforzar los lazos familiares. Hay que decir que en esta ocasión contamos con un grupo de ¡mamás muy motivadas!

En la primera parte, llevamos a cabo distintas actividades,  los niños tuvieron que presentar a sus mamás, hemos comprobado que a todos nos ganan por el estómago: ¡Todas eran unas cocinitas! Una vez presentados todos, como siempre, nos pusimos a “empaparnos” de la temática. Una de las actividades llevadas a cabo fue descubrir que los haikús se representan en ilustraciones que se llaman haigas. Hemos llevado a cabo un juego en el cual los niños tenían que describir unos haigas hechos por niños, material compartido en el portal Averroes de la Junta de Andalucía, y la mamás tenían que inventarse haikús (escondimos los textos originales): muy poéticas se nos han puesto todas con la colaboración de sus hijos/as. Aquí os dejamos algunos ejemplos:

Haikú 1

 

“Una flor entre el estanque, 

danza feliz entre los juncos, 

nadando y nadando sin fin”  Rocío y Pilar.

“Flor y río veo, 

junco al lado y,

el agua se mueve.” Candela y Gema.

haikú 2

“Un pájaro volaba entre hojas, 

 y mientras cantaba, 

con verdes hojas soñaba.” Martina, Claudia y Sandra.

“El pájaro con sus dientes, 

recorre despacito,

como un cohete.” Nicolás y Olga.

haiku09

 

 

Dentro de un carro patatas había, 

pero cayeron al suelo, 

mientras un cabritillo se las comía.” Martina, Claudia y Sandra.

 

 

 

Cuando ya todos supimos lo que eran haikús y haigas, nos pusimos manos a la obra para elaborar en equipos madres-hijos un libro de haikús sensorial (recordemos que este tipo de poesía intenta transmitir sensaciones). Agradecemos a Carolina, nuestra animadora Licenciada en Bellas Artes y educadora, el habernos traído sus propias obras de Arte representando haikús para inspirarnos y darnos ideas. 

Fotografías de las obras de Carolina Diez Antolinos

En esta parte del taller trabajamos en familia, en grupos padres-hijos, bueno, mamás e hijos, que la próxima papás: ¡Apuntaros que os queremos ver también! Mientras cada grupo pensaba en cómo representar su haikú y escogía materiales, Carolina iba dando consejos tanto a los niños como a las mamás sobre cómo ser creativos, qué pautas tenían que seguir, etc.  ¿Y concretamente qué tipo de consejos ha ido dando? Pues aquí tenéis un resumen de los consejos para las mamás:

  • Es tan importante respetar la imaginación y la creatividad de los niños como fomentarla: los niños tienen una imaginación innata, no les digamos cómo hacer las cosas, que piensen ellos y expliquen cómo lo van a hacer. Y, no les inculquemos prejuicios respecto a colores, formas, en un taller creativo todo es válido.
  • Fomentemos el intercambio ayudándoles. No impongamos nuestros criterios y no les hagamos las cosas, que prueben y experimenten ellos por su cuenta.
  • Ayudar no significa te lo hago yo, podemos hacerlo juntos, al menos, que el niño se esfuerce un poco para que haya un aprendizaje
  • Seamos conscientes, que pintan y trazan conforme a su edad, eso no quiere decir que los niños pintan mal, simplemente pintan como niños en función de su desarrollo y su mentalidad de niño, lo que les da una gran ventaja creativa respecto a los adultos.  
  • Y ¡ojo, eso no quiere decir que hay dar por bueno algo que no lo es! Si un niño quiere representar algo real y no lo es, hay que ayudarle en que haga algo que se asemeje. No vale decir: ¡Qué bonito el elefante! Si sólo ven dos rayas, porque en este caso, le estamos mintiendo y destruyendo su espíritu crítico. De la misma manera, por el contexto creativo, el elefante puede ser azul, eso sí, nunca viene mal recordar al niño la diferencia entre fantasía y realismo.

Y en cuanto a los niños, les insistió en escuchar a sus mamás, concentrarse, esforzarse en sus trabajos manuales porque no vale  hacerlo rápido con tal de terminar, etc.

El resultado del taller nos ha parecido muy fructífero, con unas ilustraciones preciosas por parte de los equipos. 

Al final del taller, cada equipo presentó su obra y explicó cómo quiso representar su haikú. Y, como queremos fomentar las actividades en familia en casa, cada equipo se llevó su libro con más haikús y material para proseguir.IMG-20151118-WA0003

Esperamos que este post, algo largo, a tí lector, te habrá dado una idea clara de lo que hemos hecho, ideas para hacer actividades en casa.

Y como siempre, muchas gracias a todos y todas los que habéis participado.

¡Repetiremos!

 

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.